miércoles, 1 de abril de 2009

Conversando con Scheherazada



Mi primer recuerdo musical es de una Sinfonía que lleva tu
nombre:Sherezade.
Siempre he imaginado como eras, pero no entiendo como el
Sultán pasó mil noches escuchando tus cuentos.
Pere, mi Señor Sahriyar poseía las mas bellas mujeres de Persia,
pero ninguna le atraia como yo.
Sherezade ¿tu crees que oyéndote viajaba por todos los mares de
Oriente con el barco de Simbad y complacía sus deseos con la
lámpara de Aladino?
¡Sí, por supuesto! pero se enamoró de mí, tuvimos hijos...
Sherezade, esto son historias antiguas, han pasado doce siglos.
Yo prefiero contemplarte en silencio, en el fondo de tus ojos
negros brillan mil relatos increíbles.
Si tuviera una alfombra mágica volaría contigo a Bagdad,
me mostrarías el Jardin del Eden.
Pere ¡eres un atrevido romántico! allí todo ha cambiado,
entre el Tigris y el Eufrates solo crece la guerra y la pobreza.
Sherezade ¡siempre tienes razón!...volvamos a la realidad.
Podemos volar a Marrakech "low cost" con Ryanair,
comeremos almendras con miel de naranjo y beberemos
te de menta en la Medina.
Quizás, al atardecer escucharemos música "Chill Out"en
algún bar "Lounge"a los pies del Atlas.
Pere, pasaría mil y una noches conversando contigo....




Recordando la Odalisca de Matisse y la música de
Rimsky-Korsakov.