jueves, 31 de diciembre de 2009

Bailaria contigo toda la noche


Bailaría contigo toda esta noche
zapatos rojos y seda negra
te hablaría al oído muy bajito
rozando el aire de tu cuello
y te contaré lo que no supe decirte
labios golosos.

Bailaría contigo bajo la luna llena
en silencio, en la terraza
vería su reflejo en los espejos de tu cara
vueltas, vueltas y más vueltas
y riendo me dirás no se que cosas
perfume extraño que huele a ti.

Bailaría contigo toda la noche
sin saber que me dices adiós
preguntaría si ya no me quieres
me besas y te estremeces
y tú no contestas nada
porque hoy es la última vez.



Faltan pocas horas para que termine 2009, un año difícil que espero tarde en repetirse.
A pesar de todo, hemos tenido salud y pagado las facturas. Lo mejor el nacimiento de Calle Arquimedes, pasear por ella me ha ayudado en los malos ratos.
Os deseo un feliz año 2010, salud, suerte, fuerza y mucha alegría para todos vosotros, la familia y los amigos y que no termine vuestra nochevieja como la de mi verso.
Una abraçada.

lunes, 28 de diciembre de 2009

La inocencia


Hoy se celebra el día de los Santos Inocentes en recuerdo de la matanza de los niños menores de dos años que ordenó Herodes en Belén con la intención de eliminar al llamado Mesías, Jesús de Nazaret.
Curiosamente tan macabro suceso, la cultura cristiana lo convierte en el día de las bromas o inocentadas.

Quisiera volver a la edad de la inocencia cuando los únicos que daban risa era los payasos.
No me daría vergüenza volver a creer en la gente, no temer al engaño.Si, me avergüenzo a veces de lo que oigo y veo, las palabras y actos de algunas personas.
El inocente no es egoísta , no finge ni miente, no esconde sus sentimientos porque no teme que le hieran ni que se rían de el.
Pero no confundamos la inocencia con la falta de conocimiento, la incultura o la estupidez.

En esta noche tan fría he salido al balcón, la luna creciente a pesar de que nos contempla desde hace millones de años no ha perdido su inocencia. Le guiño un ojo y me sonríe, comprendo entonces que quizás aún tengo tiempo para intentar comportarme como si tuviera la edad de la inocencia.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Hoy es Nochebuena

Hola, no estamos enfadados solo estamos pensando como felicitaros a todos la Navidad.
El Sr. Pere nos sugiere que lo mejor es dedicaros un versito, nadala o villancico, así que vamos a improvisar:

Ay! veinticuatro de Diciembre,
soledad
unos se habrán olvidado
otros tardan en llegar.

El Angel de mi Pesebre
al verme me invita a entrar,
me convierto en pastorcillo
para Jesús adorar.

Temo que pase el tiempo
del amor y la amistad,
al desmontar el Pesebre
donde me van a guardar?



Les dotze van tocant
ja és nat el Rei Infant fill de Maria!
El cel és estrellat,
el món és tot glaçat, neva i venteja.
D'algun llop famolenc
del fons d'un negre avenc l'udol arriba.
La Verge i el Fillet
n'estan mig morts de fred i el vell tremola.
Josep, a poc a poc,
encén allà un gran foc i els àngels canten.



En la puerta de mi casa
voy a poner un petardo
pa reírme del que venga
a pedir el aguinaldo,
pues si voy a dar a todo
el que pide en Nochebuena
yo sí que voy a tener
que pedir de puerta en puerta.

Arre, borriquito,
arre, burro, arre,
arre, borriquito
que llegamos tarde.
Arre, borriquito,
vamos a Belén,
que mañana es fiesta
y el otro también.

Para que después del "caga tió", la llegada de algún Papá Noel o lo que tengáis en casa; disfruteis de una buena cena en familia, con amigos, ilusión y alegría os dedicamos una actuación también improvisada.



¡Canta! No importa lo que digas...

BON NADAL, FELIZ NOCHEBUENA.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Recull de comentaris II

Caputxeta vermella,
enmig de la foscor.
Llengua de Rolling Stone...

(A la Carme 18 Novembre)

Hola sóc el teu angel de la guarda,
el que vetlla el teu son.
Veig que somies coses boniques
perquè somrius mentre dorms.
Et dono un petó de bona nit
i me'n vaig...volant.

(A la Frannia 3 Desembre)

Si quieres coger al tiempo
no te entretengas,
no fumes más de un cigarro.
Corre más que el,
si te paras
lo perderás para siempre...

(A Inés y yo 27 Noviembre)

Primer:
Sots feréstecs
algú vetllava...
Després:
Obscuretat
lluna
calma aparent
silenci
camins deserts...

Jo escolto venir:
¡EL LLOP!
(A la Joana 6 Novembre)

Visito tu casa como cada semana
y esta tan llena de amor
que no tengo sitio para sentarme.
Esto es una locura...

(A Meiguiña 12 Diciembre)

Yo toreé contra el viento
en una plaza vacía.
Allí en silencio
en el Puerto de Santa María,
en mitad del ruedo,
me sentí Torero.

(A Nuke 12 Octubre)

Quieta, ben quieta! no et moguis
aixi podre contemplar millor
la tendresa dels teus ulls...

(A Nits 26 Novembre)

No vi nadie alrededor
pero al mirarme a mi mismo
al mirar en mi interior,
por el agujero de un zapato
descubrí bajo la suela
la mitad de una naranja
que desprendía tu olor...

(A Clara 12 Diciembre)


jueves, 17 de diciembre de 2009

Cuento de Navidad en la Alhambra

Este año en Diciembre, el mes de las emociones, la luna llena se asomará dos veces para poder ver mejor todo lo que aquí acontece.Siempre me acordaré de lo que ocurrió en Granada en Diciembre de 1380.
Por aquel entonces reinaba Ibn Nasr llamado Mohamed V en el palacio de la Alhambra.
Dominaba toda Andalucia , la cultura, riqueza y poder de los Nazaríes habían alcanzado su máximo esplendor en Occidente.

Una noche la Reina Aixa una de las esposas del Sultán, contemplaba el valle del río Darro desde el mirador de la Torre, la ciudad dormía y brillaban fogatas en el Albaicin señalando las callejuelas heladas.Solo se oia correr el agua del patio de los Arrayanes, cuando de pronto el llanto de un niño quebró el silencio de la Alhambra.
Asomada al pie de la torre de Comares, en la oscuridad del valle, Aixa escuchaba un lloro pero no podía ver nada. Mandó bajar de inmediato a uno de sus Visires con seis guardas palatinos para averiguar que pasaba. La torre de la Justicia abrió sus puertas y el ruido de cascos de siete caballos atronó como repique de castañuelas la cuesta del Rey.
A orillas del río, bajo la Alcazaba antigua, en una cueva donde guardaban ganado, oyeron de nuevo el llanto.
La luna llena apareció brillante detrás de Sierra Nevada y resbaló en la nieve de las cumbres iluminando el pesebre. Allí encontraron a una gitanilla cordobesa que acababa de dar a luz, venía huyendo de su casa para no casarse con un hombre viejo, le acompañaba su enamorado un morito de Jaén que se llamaba Yusúf. Los dos estaban asustados, tiritando de frío.
El bondadoso Visir les dio comida y abrigo y los llevó a presencia de la Reina. Esta los puso a su servicio y bajo su protección vivieron felizmente en palacio cuidando de sus jardines.

Veinte años más tarde aquel niño llorón al que llamaban Ibn Al-Nadal se convirtió en un poeta-soldado a las ordenes del nuevo Sultán Mohamed VII. Dicen que partió a luchar contra las tropas de Enrique de Castilla y cuando abandonaba Granada contemplando la Alhambra desde la cuesta de Alhacaba iba rezando:

"Señor guardame en la batalla
aunque nunca tuve miedo,
pero cuida de mis ojos,
porque no hay en la vida nada
como la pena de ser ciego
en la Alhambra de Granada."


Cuando en Navidad vuelvas
para cenar en casa
después de tomar el postre
y de brindar con cava
te contaré como siempre
las cosas que me contaba
mi abuela de sus abuelos...

sábado, 12 de diciembre de 2009

Recull de comentaris I


Quan em mires, tremola l'aire
i sento el que diuen els teus ulls.
L'aigua també, en silenci
em fa senyals per dir-me alguna cosa.
I jo aquí, al sol de desembre
faig la migdiada del frare .

(A la Carme 8 Desembre)

Si tienes añoranza,
pon un Nosferatu en tu vida
que te coma,
poco a poco
que te chupe,
lentamente.
Como una gamba...
(A la Frannia 11 Novembre)

Gotas de lluvia
recorren infinitos caminos
en los cristales de casa.
Me acuerdo de tus mejillas,
llenas de senderitos
un día cuando llorabas.

(A Ines y yo 21 Octubre)

Este teatro de la vida, confunde disfraz con persona
y al final no sabemos quien interpreta:

el actor o el personaje.
(A Nuke 15 Octubre)

Jamás podria olvidarte.
Luna de agosto, playa del Mareny,
aire de poniente, brisa del arrozal.
Aquella barquita blanca y tu la estrella.

(A la Joana 15 Octubre)

Boira calenta
com el teu alè
com els teus llavis...
I jo una farola
sense llum.
(A Nits 18 Novembre)

Aquesta nit la tramuntana entra poc a poc de puntetes,,
veurem milions d'estels i la lluna plena.
Avui a l'Empordà la nit serà de dia.
(A la Sargantana 1 Octubre)

Petons de vedell, petonassos
petons de peix, petonets
tinc una fauna de petons
per tu...
(A l'Striper 7 Desembre)


viernes, 4 de diciembre de 2009

¡Negra!

¡Negra!... Africana
Niña madre, virgen desflorada, hija de cien esclavos.
Tienes el alma blanca como la palma de tu mano.

Ojos de coral claro, dientes anacarados.
Tu boca sabe a vainilla, anís y comino.
Los labios impúdicos, carnosos, perfilados.

Andas lentamente, fibrosa, majestuosa, erguida.
Con la mirada triste, lejos al aire azul de la sabana.
Trabajas incansable, recolectas y engendras vida.

Tu pelo huele a especies, a clavo y nuez moscada.
La piel a canela y tu choza de día a ganado y arcilla.
Pero de noche tu casa huele a jazmín y jaracanda.

A veces oigo tus gritos bajo las estrellas.
Ronroneas de placer como una leona en celo.
La voz ronca en medio del silencio, tu risa de hiena .

Tienes la fuerza del león, amanece y ulula el viento
en la soledad inmensa, corres desnuda como una gacela
y sabes a mango y chirimoya.

Cantas y bailas cadenciosa, me rozan tus caderas,
te ríes y un olor ocre y ácido despierta mis sentidos.
Por eso me gustas tanto mujer...Africana...¡Negra!




Más de 13 millones de mujeres del África subsahariana tienen el VIH o sida. Es la única región del mundo en la que ellas sufren más la epidemia que los hombres. En algunas zonas la tasa es de tres a uno.
Una de cada 16 mujeres del África subsahariana morirá como consecuencia del embarazo o parto.En los países desarrollados, el porcentaje es de una de cada 4.000.
La mutilación genital es de los problemas más graves a los que se enfrentan las mujeres africanas. En Somalia, Eritrea y Yibuti afecta al 90% de la población femenina.
En la vejez,las mujeres sufren la doble discriminación de género y de edad. Tienden a vivir más que los hombres, carecen por lo general de control de los recursos económicos familiares.
Poco más de la mitad (el 54%) de las mujeres adultas africanas saben leer y escribir.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

¡Rinng! ¡Rinng!


¡Rinng! ¡Rinng!
¡Sí....! Digame
¡Pere! Soy Silvia...Silvia Pérez Cruz.
Hola Silvia como estás, pensaba llamarte porque leí en facebook que actúas en Figueres a finales de Mayo y por supuesto estaremos allí, en primera fila.
Pere, me han dado un premio : el Marti Pol, por mi versión musical de los versos de "Covava l'ou de la mort blanca" de la poetisa Maria Mercè Marçal. Es un premio al maridaje o unión entre música y poesía, lo ha creado Lluis Llach en memoria de Marti Pol.
Silvia, ¡Que alegría! ya te dije que tras los años de aprendizaje había llegado el momento de concretar, de componer. Fíjate como se cierra el círculo: empiezas a cantar con la coral "Nit de juny" nombre inspirado en un poema de Marti Pol y ahora ganas su premio.
Estoy muy contenta, entre los finalistas estaban Maria del Mar Bonet, Josep Tero...gente muy importante. Componer es algo muy íntimo, es la primera vez que muestro algo mio.
Silvia, comparto tu alegría, espero que solo sea el principio de una larga carrera de creación, de grandes interpretaciones, de éxito y sobre todo que seas muy feliz.
Por cierto debo presentarte a mi amigo Enric, un gran admirador que siempre esta hablando de ti.
¡Pere ! Nos veremos pronto, adiós. Un besazo.
Adeu Silvia....¡Clik!

Covava l'ou de la mort blanca
sota l'aixella, arran de pit
i cegament alletava
l'ombra de l'ala de la nit.
No ploris per mi mare a punta d'alba.
No ploris per mi mare, plora amb mi...



Maria Mercè Marçal (1952-1998)
Poeta, filologa, luchadora feminista.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

La invasión de las zetas


Quería escribir sobre ti, pezones de chocolate, cuando noté de pronto un zipizape de letras.
La imprezión de tu belleza hizo temblar mi mano y se mezclaban las letras. Zetas por todaz partes, faltaz de ortografía, una sensazion de zozobra, un zumbido en la cabeza.
Al empezar una frase...zis-zas, un zafarrancho de gazapos, zetas que se zambullian en mitad de las letras, toda conversazión un ceceo.
Al fin dezcubrí que eztaba pasando. La última letra del alfabeto la poderosa zeta, simétrica, capaz de andar en zig-zag, de imitar a las enes, a las uves, la locomotora que empujaba a las demás, se habia rebelado.
Quería protagonizmo, canzada de ser la última invadía el alfabeto. Me lanzaba: azaleas, azulejos y zagalas, zoquetes, zánganos y zuecos.
Le dije que se calmara, que era una letra importante, que formaría con ella el susodicho poema.
Y empezé así:

Siento...
Añoranza de la belleza
pezones de chocolate.
Azabache de tus ojos
zozobra de no verte más.

En noviembre...
Azúcar de colores, Azahara
el zarcillo de tu oreja.
Ay! que pereza tengo
abrazado a la tristeza.

Que me faltas tú...
Gozar la vozzzzz
boca de pezzzz
y quería seguir con zzz
Ay! como zzzzzzzzzz!



He salido a la calle abrazado a la tristeza:
vi lo que no mira nadie y me dio vergüenza y pena.

(La pintura es un óleo de Manel Anoro-"Yellow blouse")

miércoles, 18 de noviembre de 2009

La magia de las palabras

Cuando pienso en ti, surgen de mi chistera
cientos de palabras mágicas.
Tan deprisa, tan hermosas,
que las escribo en un papel
para no perderlas, para no olvidarlas.

"Un día bajé al infierno,
quería vender el alma

para poder salvarte
pero el diablo no la quiso
y es que mi alma eras tú.

A cambio pidió escuchar,
la belleza de las palabras
los motivos de mi viaje
el porqué de esta pasión
y es que a él nadie le hablaba."

Cuando sea viejo, si no puedo hablar
te contaré muchas cosas.

Sin que suene mi voz
te hablaré con la mirada
para que brille en tus ojos, la magia de mis palabras.


Palabras, palabras, palabras, palabras.
Palabras, tan solo palabras hay entre los dos...

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Ultima cena en el Titanic

Me llamo Pedro Mendoza, el día diez de Abril de 1912 embarqué junto a mi esposa Amalia Perez de Pinto y nuestra sirvienta Fermina Piñol en el transatlántico RMS Titanic que zarpaba del puerto de Southampton rumbo a Nueva York.
Seria la etapa final de nuestro viaje de novios que ya duraba diecisiete meses. El criado Eugenio Vidal había quedado en Paris con la misión de enviar diariamente a mis suegros unas postales de la ciudad. Nos prohibieron subir al Titanic y de este modo no sospecharían de nuestras intenciones.
El nuestro era un matrimonio de conveniencia, pactado por nuestros padres, yo ya me planteaba si había sido un gran error.
Nos asignaron el camarote 65 de la cubierta C. Pasamos las primeras horas a bordo paseando por los Cafés Verandah, contemplando el mar por sus amplios ventanales, curioseando por los salones e instalaciones de 1ª Clase.
El Titanic hizo una pequeña escala en Cherburgo donde embarcó mas pasajeros. Fue allí , asomado a la cubierta de popa observando como subían a bordo los viajeros de 2ª Clase, cuando vi por primera vez a las hermanas María y Flor Oromí.
Eran de Lérida y viajaban acompañadas de Julio Duran, este se había enamorado de Flor al verla bailar en un teatro de Barcelona, vendió el restaurante que regentaba y decidieron emprender un viaje a Cuba para empezar juntos una nueva vida.
La imagen de María, su fragilidad y esa mirada cuando nuestros ojos se cruzaron unos segundos me turbó y ya no pude dejar de pensar en ella un solo instante.
Los dos primeros días del viaje transcurrieron sin novedad. Nos bañábamos en la piscina interior después de acudir al gimnasio, disfrutando del silencio de la biblioteca o de los baños turcos. Cenábamos en el gran salón comedor, en la mesa del Tercer oficial Herbert Pitman, acompañados de los acordes de un piano de cola. Más tarde los caballeros se reunían para tomar café o jugar a las cartas en el salón de fumadores.
Empezaron a verse bloques de hielo flotando en nuestra ruta y el clima se enfrió a medida que nos acercábamos a los bancos de Terranova. El capitán Edward-John Smith ordenó cambiar el rumbo y navegar más hacia el sur de la zona de icebergs.
El día trece por la tarde mi esposa Amalia sufrió una indisposición, la dejé descansando en nuestro camarote y acudí al hospital del barco, en la cubierta D, con el fin de obtener algún remedio para el mareo.
Al entrar encontré a María esperando al médico para curarse un pequeño corte en la mano. Estábamos solos, después de presentarnos charlamos un rato, ella me contó lo de su hermana Flor y Julio, los motivos de su viaje.
Sobraban las palabras, era un momento mágico, el encuentro de dos desconocidos que se atraen y al instante notan que están enamorándose. Quedamos en vernos la noche del día siguiente después de la cena en la cubierta D, a popa cerca del comedor de 2ª Clase.

Al atardecer del catorce de Abril el RMS Titanic navegaba por aguas muy tranquilas, veloz a 22 nudos, sin oleaje. La noche cayó helada sobre un espejo de liquido negro.
Cuando la orquesta de Wallace Hartley tocaba " Let me call you sweet heart" empezamos a cenar: las Ostras, Consomé al Oporto, Salmón al vapor con salsa muselina, Filet Mignon con patata, foie y alcachofas fritas o Solomillo a la broche.
Empezó a sonar" You made me love you" y sirvieron un Sorbete de limón con ron y Ensalada de espárragos con vinagreta al champán. Tarta Waldorf, Melocotón con licor de Chartreuse y Eclair al chocolate y vainilla.
A las once mi esposa Amalia se retiró al camarote, acompañada de Fermina, le dije que me quedaba un rato fumando un cigarro habano y jamás imaginé que era nuestra última cena en el Titanic, la última vez que hablaba con ella.
María me esperaba en popa al final de la cubierta D, sus ojos brillaban como las estrellas, sonaba un clásico "The song of the Earth" de Mahler, nos abrazamos temblando y allí la besé por primera vez...
Poco tiempo duró esta felicidad, cerca de medianoche el barco chocó con un iceberg con tan mala fortuna que antes de tres horas estaría hundido.
El impacto casi nos tira por la borda, quedamos cubiertos por una fina capa de hielo en polvo. Nos despedimos precipitadamente y corrí hacia los ascensores que subían a la cubierta C mientras María bajaba por las escaleras en busca de su hermana Flor.


Los pasajeros de 1ª Clase reunidos en el Gran Salón recibieron orden de subir a los botes salvavidas, en primer lugar las mujeres y los niños.
Sobre la una de la madrugada Amalia y su sirvienta Fermina fueron colocadas en el bote nº ocho, mientras las bajaban al agua pude ver su cara por última vez. La gente saltaba, pedía ayuda o gritaba de dolor. El coloso completamente iluminado se hundía poco a poco, escuché a la orquesta de Hartley tocar desde cubierta "Más cerca, oh Dios de ti". Los botes salvavidas se apartaban del barco para no ser arrastrados por el y al cabo de una hora a las dos y cuarto tras un fuerte crujido el Titanic se hundió con gran estruendo, como si una montaña se viniera abajo.
El RMS Carpathia llegó en su auxilio a las cuatro de la madrugada, descubrió los botes flotando en medio de los tempanos y logró rescatar a 706 pasajeros. En el naufragio habían fallecido 1517 personas.
La familia de Amalia tuvo que comprar un cadáver para certificar mi muerte de forma oficial y tener acceso a la herencia de mis bienes. Nunca se recuperó el verdadero cuerpo de Pedro Mendoza.

No pude llegar al camarote de Amalia, la tripulación había cerrado los accesos a 1ª Clase. Al volver atrás encontré a Maria y a Flor aterrorizadas, el caos era total faltaban botes salvavidas y sólo podían embarcar mujeres y niños, Julio estaba muerto, aplastado por un puntal de estribor. Pasadas la una y media de la madrugada las hermanas Oromí pudieron subir al bote nº doce, yo salté al mar vestido de mujer con ropa de Maria y con la documentación del fallecido Julio. Nos recogió horas más tarde el buque SS California y el gobierno Norteamericano facilitó los medios para llegar a Cuba. Allí los tres nos instalamos en Varadero; pero esta ya es otra historia...

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Conversando con François Truffaut

Sr. Truffaut hace veinticinco años que Ud. nos dejó y nos quedamos un poco huerfanos como el joven Antoine Doinel, protagonista de su primer éxito:"Los cuatrocientos golpes".
Huerfanos de ese cine llamado de la Nouvelle vague que nace con Ud. Chabrol y Rohmer a mediados de los sesenta.
Pere: ¿es el cine superior a la vida? El final de la vida no puede ser optimista, tampoco pesimista, debe ser ambiguo como el final de la mayoría de mis películas. Siempre pensando un poco en Chaplin, en su idea de marchar por la carretera, la idea de la libertad...
Ud. y yo nos parecemos, sus guiones tienen una parte autobiográfica que se esconde detrás de la figura de Jean-Pierre Leaud, su actor preferido, así procura no hablar en primera persona.
Es cierto Pere, solo funciono por sensaciones , por hechos comprobados y mis películas están llenas de recuerdos de juventud.
Creo Sr. Truffaut que Ud. prefiere el reflejo de la vida a la vida misma. Ha elegido los libros y el cine desde su niñez porque prefiere ver la vida a través de ellos.
¡Sí, claro! mi juventud, no fue feliz, encontré un inmenso refugio en la literatura y en el cine. No me gustan los paisajes ni las cosas, amo a las personas, me interesan las ideas, los sentimientos.


Nunca olvidaremos a ese niño de "Los cuatrocientos golpes"interpretado por Jean-Pierre Léaud, la Jeanne Moreau de "Jules y Jim", a Françoise Dorleac que debutó en"La piel suave" y murió prematuramente, a Julie Christie en "Fahrenheit 451", a Claude Jade y Jean-Pierre Léaud en las aventuras de Antoine Doinel con "Besos robados", "Domicilio Conyugal" y "El amor en fuga", a la apasionante Isabelle Adjani de "Diario intimo de Adèle H.", a Catherine Deneuve soberbia en "El último metro" y a la deliciosa Fanny Ardant, compañera y madre de su hija, en "La mujer de al lado".
Pere, el cine es el arte de la mujer, o sea de la actriz. El cometido del director consiste en conseguir que las mujeres hagan cosas hermosas. Considero a las mujeres más fuertes que los hombres y más armoniosas; sobre todo en las historias afectivas, de amor o de niños.
Sr.Truffaut, este protagonismo de la mujer en sus películas se muestra claramente en frases como:"Si tu amas a otra además de mí, entonces todo estará en orden. No es el amor el que trastorna la vida, sino la incertidumbre del amor".
En 1973 dirige "La noche americana", es su gran homenaje al cine. Es el cine dentro del cine y le premian con un Oscar. Contemplé las últimas escenas de esta película llenas de emoción y ritmo cinematográfico con la impresionante banda sonora de Georges Delerue; salí a la calle y tuve la sensación de que terminaba la primera parte de mi vida, los días de asombro, curiosidad y risas.
Empezaba una segunda parte, la segunda sesión...
Pere
: conversando contigo, escuchando tus palabras, veo que te comes la vida a bocados.


¡ CORTEN !... MUCHAS GRACIAS A TODOS.

Esta entrada me ha salido de cine...

miércoles, 28 de octubre de 2009

Octubre


Hoy han cambiado la hora y parece que regalan tiempo.
Una nube blanca, como un rollo de algodón, desciende empujada por la Tramontana hacia los pueblos de la Albera, cerca del mar. Las viñas que los rodean tienen un color amarillo rojizo y todo huele a vino.
Subiendo hacia poniente, bajo los castaños, hayas y pinares nos sorprende un estallido de colores, rumorea el agua, huele a musgo y a hojas muertas . Al bajar entre alcornocales resbalas por los senderos cubiertos de bellotas.
Ha llovido poco y no hay setas, como aperitivo podríamos freír unas alcachofas, cortadas muy finas con unas gotas de aceite y preparar una ensalada otoñal con higos, granadas, hoja de roble y rúcula para acompañar un conejo a la cazuela.

Hace años, en Octubre, viajamos a París por primera vez . Recuerdo el cálido encanto de los cafés de Saint-Germain, los largos paseos al atardecer por los bulevares, a orillas del Sena. La paz y el silencio de los Jardines de Luxemburgo roto por el crujir de las hojas secas al pisarlas. La luz, los colores de la noche frente a la torre Eiffel, descendiendo por los Campos Elíseos o en Montmartre al pie del Sacré-Coeur.
Pero lo que más me impresionó aquellos días fue el asombro y felicidad de tu cara, que perdía el bronceado oscuro y sensual del verano y tus mejillas se llenaban de esas pecas que tanto me gustan...



Oh! Me gustaría tanto que te acordases
de los días felices, cuando eramos amantes.
El tiempo en que la vida era más bella
y el sol calentaba más que hoy.
Las hojas muertas se recogen a paladas,
los recuerdos y los sentimientos también,
ya ves que no he olvidado...

jueves, 22 de octubre de 2009

Un día me iré de aquí



Un día me iré de aquí ligero, sin darme la vuelta
porque si veo tus ojos
no podré marcharme.
Un día me iré de aquí rápido, sin escuchar nada
porque si oigo tu voz
me quedaré.
Un día me iré de aquí a escondidas, de noche
sin pensar en ti
para poder olvidarte.
Un día me iré de aquí asustado, en silencio
con un nudo en la garganta
para no verte llorar.
Pero...siempre veo tus ojos, oigo tu voz y pienso en ti
un día me iré de aquí
contigo....


¿Para que sirve llorar?

¡Anímate, nunca te rindas.

Nos las arreglaremos!.....Sonríe.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Conversando con Silvia Pérez Cruz

Silvia, quizás oíste cantar habaneras antes de nacer.
Tu música es mestiza, tu padre guitarrista gallego intérprete de habaneras, tu madre narradora de cuentos, artista y cantante en algún bar de Calella.
Esto explica tu arte: el flamenco, los tangos, el jazz, los fados, la búsqueda constante de algo nuevo, experimentar y nadie creería que eres una catalana de Palafrugell.
¡Pere, eres un exagerado!. En casa vivíamos un ambiente musical y artístico, pero estudié solfeo, piano, saxo clásico. Detrás de mis interpretaciones hay un trabajo de formación.
Mira Silvia: yo he escuchado mucha y buena música pero al oir tu voz quedé sorprendido y emocionado. Es tierna, fresca, alegre, con fuerza, pasión y ese tono descarado de terciopelo, fascinante.
Estoy cantando flamenco con Las Migas, jazz con temas de Bill Evans y he descubierto un nuevo instrumento para acompañar mi voz: el Hang.
Silvia eres una artista joven, precoz,cantas, tocas la guitarra, el saxo, el cajón flamenco. Pronto definiras tu camino, entonces sí serás grande, una estrella.

Sabes Pere:
Mis voces son aire vuelan, mis lunas son soles, mis ojos son aguafuentes, mis días son..
Ay!.. como me pesan las alas
Ay!..ganas de besarte aire
mis plumas están cansadas.
Silvia
, haz que mi corazón baile.¡Hablando contigo se ha vuelto loco!
Ay!..Loca, loca, loquita loca, así es mi boca aunque bese con sus frutas de palabra se equivoca..ay!..ay!..
Pere estar conversando con un hombre tan romántico como tu , me hace sentir más mujer y más artista.

jueves, 8 de octubre de 2009

Un Lobo Feroz

Erase una vez un lobo llamado Feroz que vivía en los bosques Pirenaicos cerca del macizo de Bassegoda, donde nace el río Muga.
Era un lobo solitario, todos sus congéneres se habían ido, lejos de allí , ó habían desaparecido.
Se desplazaba incansable, entre la espesa maleza, bajo pinos, alcornoques y encinas pisando una alfombra de bellotas que en esta época del año eran el manjar preferido de los jabalíes. Estos eran su única compañía pero le ignoraban por completo.
La vida en el bosque había cambiado mucho: los Leñadores que cazaron a su abuelo ya no se acercaban por allí, nadie talaba árboles porque la madera no tenia valor y aquellos hombres estarían cobrando el subsidio de paro.
La Abuelita que habitaba en la cabaña del bosque disfrutaba en Benidorm de un viaje del Imserso y el resto del año vivía en la ciudad para poder ir a bailar por las tardes al Casal del Jubilado. Caperucita la chica que mantuvo una tórrida relación sado-masoquista con su abuelo estudiaba en la Universidad queria ser funcionaria de carrera y preferia el botellón de los jueves a visitar a su abuelita.
La única muchacha que había conocido paseaba por un cruce de caminos cerca de la carretera de asfalto, al preguntarle adonde iba ella le dijo que eran veinte euros y algo de un francés..Feroz no entendió nada.
El lobo cada día estaba más triste, el bosque era muy espeso, los matorrales impedían el paso y le producían heridas en la piel. La comida escaseaba porque los conejos enfermaban, las liebres ya no existían y las codornices que soltaban cada viernes los cazadores, no sabían volar.
Podía bajar al pueblo, fingir ser un can desvalido y esperar a que alguien lo adoptase pero perdería su libertad. Lo único comestible a su alcance era un orondo guarda forestal que se pasaba el día escuchando la radio ó durmiendo dentro de su todo terreno color verde grana.
Feroz decidió marcharse, tenía seis años y quizás le quedaban otros tantos de vida.
Corrió sin parar hacia el Noroeste, cruzó el cauce del río Garona en su parte mas estrecha y tres días y tres noches más tarde llegó agotado a los bosques de las Landas.
Allí todo era como antes , tal como contaba su abuelo. Bajo frondosos pinos marítimos pastaban venados, saltaban los conejos y las liebres y algún zorro ó comadreja se asomaba a su madriguera. En las umbrías choperas volaban faisanes y gansos y corría la perdiz. En una charca escondida los jabalíes se bañaban en barro.
Se oían las voces de los leñadores cortando los árboles mas grandes, limpiaban los caminos y replantaban pinos y chopos. Algún disparo de escopeta lejano le recordó que allí había vida pero debía estar atento, luchar para sobrevivir.
Al anochecer escuchó aullidos cercanos y familiares, saludando su llegada, sintió que al fin era un lobo feliz.


La infelicidad
me hizo feroz
pero me devoraste.

jueves, 1 de octubre de 2009

Me estoy enamorando de ti.


Quizás tenias veinte años, la piel de melocotón.
No me miraste a los ojos ni te fijaste en mi cara,
y ya estaba... enamorándome de ti.
Al cabo de los años, la piel suave.
Nos cruzamos en la calle, tus hijos de la mano,
me saludaste sonriendo, la emoción de tu voz,
y ya sentí que estaba... enamorándome de ti.
Has cambiado poco a poco, la piel sensual.
La expresión de tu mirada y esa manera de andar.
Te ríes de como te miro,
supongo que te das cuenta de que ahora si,
me estoy... enamorando de ti.
Solo me queda parar el tiempo, la piel dulce.
Para que no me olvides,
cuando te vayas lo dejaré pasar ¡rápido! y me iré contigo,
porque ya sabes que estoy... enamorado de ti.

( A esta copla hay que ponerle música).


¡Esta entrada me ha salido fatal! No se que tendrán que ver : dos tomando copas yo escribiendo coplas y Freddy Mercury cantando Rock and Roll. Serán cosas del otoño....
La foto es de KXXX Factory.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Metrópolis (2)

Era el primer día de Otoño, la noche cayó negra y húmeda sobre Metrópolis.
Paseaba con mi amigo Sancholiva por Sara's Center, bajo frondosos arboles, comentando las dificultades que nos acechaban a diario en esta ciudad.
Veíamos moverse sombras en las esquinas de calles desiertas.
La suave brisa de poniente traía un asqueroso olor a basura quemada, provenía de la central térmica que alimentaba de energía la prisión Llersey.
¡De pronto! Empezó a soplar viento del norte, fuerte y racheado. Oímos unos silbidos metálicos que se convirtieron en terroríficos aullidos, rodeados de destellos intermitentes, procedían de la parte alta de Metrópolis.
Las Avenidas se iluminaron con una luz cegadora y el viento desapareció al instante.
Sancholiva y yo nos dirigimos rápidamente a las colinas de Castle dispuestos a esclarecer tan misteriosos hechos.
Al llegar allí descubrimos treinta ó cuarenta gigantescos molinos, generadores de energía eólica.
Deteniendo mi Transporter dije: la ventura va guiando nuestra cosas mejor de lo que acertáramos a desear; porque ves allí amigo Sancholiva, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes con quien pienso hacer batalla, y quitarles a todos las vidas: que esta es buena guerra, y es gran servicio quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.
¿Que gigantes? dijo Sancholiva.
Aquellos que allí ves, respondí, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi cien metros. Mira Pere , respondió Sancholiva, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, aerogeneradores.
Vi que mi amigo no estaba cursado en esto de las aventuras, grité: ¡ellos son gigantes, y si tienes miedo quítate de ahí y reza que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla!
Lancé, dando máxima potencia, a mi Transporter enfrentándome al gigante que tenia más cerca.Volaba a un metro del suelo, veloz y atrevido, sin atender las voces de Sancholiva
Levantóse en esto un poco de viento y las grandes aspas comenzaron a moverse, la embestida fué tremenda el frontal se hizo pedazos, el Transporter y yo rodamos maltrechos por el campo.
Dolido por el golpe y apesadumbrado por mi error regresamos a Metrópolis.Subíamos lentamente por Nord Avenue, nuestra burbuja protectora detectó la palidez de nuestros rostros y empezó a sonar "A whiter shade of pale" de Procol Harum intentando relajarnos.
Pasaba a nuestro lado gente borracha en dirección a Water Park.
No era posible vivir en Metrópolis rodeados de gigantescos molinos, el viento desaparecía convertido en energía eléctrica. ¡Nos robaban el viento! Sin el, las infectas marismas del sur volverían a inundar la ciudad.
¡Necesitamos ayuda, debemos avisar al alcalde: S.V.Mayor! gritó Sancholiva.
Déjate de eso y saca fuerzas de flaqueza, respondí, que así haré yo, y veamos cómo está el Transporter, que, a lo que me parece, no le ha cabido al pobre la menor parte de esta desgracia .


No luches contra el viento,
deja que te lleve,
aprende de cuanto veas a su paso
y luego decide tu destino.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Verano Indio

Septiembre transcurre placidamente, indefinido.El calor de día es más húmedo, esa luz diferente más cálida. Anochece rápidamente , sin emoción y la noche es más fría.
No ha empezado el otoño y tengo la impresión de que termina Octubre.No se porque razón percibo la llegada del "Verano Indio": esos días en que el otoño se torna verano y parece que el tiempo se resiste a cambiar inútilmente.
Podría viajar a New York donde esta sensación es más intensa, pasear por Central Park pintado con todos los amarillos, rojos y ocres. Contemplar al atardecer el perfil mutilado de Manhattan o embobarme mirando los primeros patinadores sobre el hielo de Rockefeller Plaza.
Tengo una visión demasiado romántica y apasionada de New York en otoño. A veces creo que miro esta ciudad con los ojos de Woody Allen.

Quizás disfrutaré del "Estiuet de Sant Martí" en el Empordà. Es tiempo de uvas y manzanas de higos y setas.
Aquí el sol se pasea cada día muy bajito y deprisa, desde el mar de Empúries al pie del Canigo, mostrando a su paso colores y formas, olores y sonidos que anuncian el descanso de la tierra.
Tiempo de nostalgia, de mirar hacia adentro.


"Indian Summer", dos palabras hermosas. Cuando la naturaleza intenta detener el paso del tiempo....sin lograrlo, claro está.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Peter Pan

Yo quería ser Peter Pan pero sin darme cuenta ya había crecido.
Quería ser un niño toda mi vida y volar con Campanilla al país de Nunca Jamás pero había engordado mucho y sus alas no la sostenian.
Conocí a Wendy en Londres y su instinto maternal me animó a llevarla a la isla de Neverland.
Fue un viaje por el aire...volando rodeado de turistas en un avión "low cost" de Ryanair.
Trajo consigo a sus hermanitos: Michael y John,un par de holgazanes que nos seguian a todas partes.Tuve que pagarles el hotel.
Mi sorpresa fue no encontrar a la princesa Tigrilla y a su tribu: los indios Piccaninny.Solo algunos indígenas bailaban antiguas danzas rituales, asomándose bajo sus disfraces pantalones Lewis y zapatillas Nike.
Al fin pude ver a los Niños Perdidos, a las órdenes de Nibs y los Gemelos: robaban carteras y relojes a diestro y siniestro.
Hook el Capitán Garfio, navegaba altivo en una "Golondrina" paseando turistas de un lado a otro de la isla. El contramaestre Smee servía jarras de sangría, sonaba un "cassette" con música de gasolinera.
Sentado en la borda pensando cómo escapar de allí, empezaban a notarse los efectos del vino: Campanilla y Wendy discutían celosas y acaloradas. Una ola enorme me hizo caer a unas aguas frías , llenas de cocodrilos desdentados.
¡Desperté de pronto! mojado de sudor. Todo había sido un sueño, una horrible pesadilla.

Volé raudo sobre los jardines de Kensington, las estrellas de la noche se confundían con el rastro de luz que dejaba Campanilla delante de mí.
El barco de Hook, el Jolli Roger, transportaba a Wendy, sus hermanos y los Niños Perdidos, rápido y silencioso a través del cielo, hacia la casa de los Darling.
Pude oír, lejos, atrás, los gritos del Capitán Garfio. Un cocodrilo intentaba masticar su mano de madera.
Por fin me siento feliz, podré visitar a Wendy pero debo quedarme en mi isla.
Jamás voy a crecer, Wendy cuidará de los niños, Campanilla y yo seguiremos jugando eternamente.



Guarda y cuida del "Peter Pan" que todos llevamos dentro.
Aunque la vida te empuje de forma inexorable ¡Sácalo de vez en cuando!

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Metrópolis

 
Viajo hacia el Norte, cada vez más cerca de Metrópolis.El viento sopla de cara y ya puedo oler su presencia.
Sus habitantes, sus viviendas, sus máquinas desprenden vapores tibios y pestilentes.
Mi Transporter enfila la calle principal: New Avenue, frenando bruscamente para no atropellar a unos Zombies que cruzan sin mirar.
Acelero suavemente disfrutando del aire fresco y limpio de mi burbuja estanca y le ordeno conecte una sesión de música antigua.Suena "The Wall" de Pink Floyd por cien altavoces invisibles.
Las avenidas están llenas de hombres hoscos, circulan nerviosos de un lado a otro con carpetas llenas de currículums.
Extrañas mujeres, ligeras de ropa, persiguen a los jóvenes tocando sus genitales y empujándoles a calles oscuras.
Personas de piel tostada, vestidas de colores chillones, pasean lentamente hablando por teléfono móvil no se sabe con quien.
Numerosos grupos de desocupados están sentados en las plazas y soportales, beben, gritan y pintan dibujos imposibles.
Busco desesperadamente a los indígenas que conocí en viajes anteriores, sin resultado alguno.
Mi Transporter para de forma automática frente al edificio del Town Hall, entro y pido entrevistarme con el alcalde S.V.Mayor para saber que está pasando en Metrópolis.
El portero me dice que pida un número de orden y me ponga en la cola. Cientos de seres vestidos de negro , de la cabeza a los pies, rostros ocultos, esperan delante de mi para pedir unas ayudas que concede el Estado Supremo.
¡ No puedo esperar!
Llamo a mi burbuja, parto rápido, dejo atrás Metrópolis mientras el sol desaparece en el horizonte y salto French Mountain por el paso de Bellevue Castle.
Circulo a gran velocidad a pocos milímetros del suelo y en todas las ciudades que cruzo, veo lo mismo que en Metrópolis.
Solo me queda alejarme de aquí, ir más al norte.Dicen que allí la gente es limpia y noble, culta, rica y libre, despierta y feliz.
Empujado por mi generador de fusión de hidrógeno, llego al amanecer de nuevo a Metrópolis, después de cruzar Europa y rodear el hemisferio norte entre brumas y hielos.
No puedo seguir mi sueño. Me quedaré aquí hasta el final, porque soy muy cobarde y salvaje y amo con dolor y desespero a esta pobre, sucia, triste y desgraciada tierra.
 


Pensando en Fritz Lang, Pink Floyd, Salvador Espriu y en los que luchan por sobrevivir en sus metrópolis.

viernes, 28 de agosto de 2009

El Amante Hipocondríaco

Cuando beso tus ojos
tus lágrimas saladas
me producen hipertensión.
Si muerdo tu boca
tus carnosos labios
hacen que me falte el aire.
Al chupar tus pechos
la dulzura de tus pezones
me provoca hiperglucemia.
Si bebo en la fuente de tu vientre
me emborracho de ti
y me alteras las transaminasas.
Al lamer los dedos de tus pies
me palpita el corazón
y tengo arritmias.
Amándote de este modo
"cariño" me estás matando....y
¡Colorín, colorado, este amor se ha terminado!



Si esta es vuestra forma de amar, os ruego que me odiéis. Molière.

viernes, 21 de agosto de 2009

Woodstock

Agosto 1969, estado de Nueva York. En los terrenos de una granja, cerca del pueblecito de Bethel se reunen medio millón de personas para asistir al festival de música más grande de todos los tiempos: Woodstock.
Son la generación que crece y se desarrolla en la década de los 60. El hombre acaba de pisar la Luna y la guerra de Vietnam está en su apogeo.
Quieren: paz, amor y buena música.
Transcurrieron tres noches de sexo, drogas y sobre todo Rock and Roll. Algunos consumieron LSD ó marihuana, otros bailaron bajo la lluvia llenos de barro , felices y divertidos.
Unos pocos se dieron cuenta del momento irrepetible que estaban viviendo, es quizás el final de la era Hippie, el fin de la revolución de las flores.


Jamás podrán volver a reunirse en un concierto cantantes y grupos como:
Joe Cocker (With a little help from my friends). Jimi Hendrix (Hey Joe). Santana ( Soul sacrifice). Canned Heat (Woodstock Boogie). Richie Havens ( Freedom). The Who ( My Generation). Ten Years After (I'm going home). Jefferson Airplane ( Saturday afternoon). Janis Joplin ( Piece of my heart). Joan Baez (We shall overcome). Credence Clearwater Revival. Sly and the Family Stone. Blood Sweat and Tears. Crosby, Stills, Nash and Young.


Yo no estuve en Woodstock. Verano del 69, días 15, 16 y 17 de Agosto: Fiesta Mayor de Darnius y Agullana, aquello también fué un gran "festival".


sábado, 15 de agosto de 2009

Táctica y Estrategia


Una calurosa noche de Agosto,
media España está de fiesta.
Tomates pelados, como pétalos de flor.
Un tronco de merluza cocido al vacío, lentamente
y luego vuelta y vuelta, la piel crujiente.
Mosaicos de fruta con yogourt y mousse de chocolate.
Café y este Merlot tinto manchego.
Desnudo, paseo bajo una luna que no alumbra,
buscando aire fresco.
Pienso en Mario Benedetti.
Lecturas de verano, poemas del alma.

Mi táctica es mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.......

mi estrategia es en cambio
más profunda y más simple

mi estrategia es que un día cualquiera
no sé cómo ni sé con qué pretexto
por fin me necesites.



Recordando una maravillosa pelicula argentina:
El Lado Oscuro del Corazón.

sábado, 13 de junio de 2009

Cerrado por vacaciones

Las Musas del Olimpo me han abandonado.
Necesito unas vacaciones y este Blog cierra  por tiempo indefinido.
Pero quédate cerca de mí......

miércoles, 10 de junio de 2009

Conversando con Anna Netrebko

O soave fanciulla, o dolce viso
di mite circonfuso alba lunar..
¡Pere! no digas tonterias.
in te, vivo ravviso il sogno
ch'io vorrei sempre sognar!
¡Por favor! no entiendes italiano ¿que dices?
Anna : no puedo impedirlo, cuando me acerco a tí
sale el 'Rodolfo' que llevo dentro.
Dime como una estudiante de canto que fregaba suelos
en un teatro de San Petersburgo, puede convertirse
quince años más tarde en la soprano mas notable de
su generación.
Pere: he trabajado mucho y tuve buenos maestros
que mostraron lo mejor de mí.
Tu voz suave, flexible, resuena con timbres oscuros
y tu tesitura parece no tener fin.
¡Presencia en escena, simpatía y una belleza
extraordinaria! ¿Que más puedes pedir?


Pere: Quando men vo soletta
per la via, la gente sosta e mira
e la bellezza mia tutta
ricerca in me da capo a pie...
¡La que dice tonterías ahora eres tú!
Espero, querida soprano rusa, que vendrás
con tu tenor mexicano a cantar una ópera
italiana alguna noche de verano al Empordá.
Pere, cuando hablo contigo:
Così l'effluvio del desìo tutta m'aggira,
Felice mi fa!

jueves, 4 de junio de 2009

Al final de la tarde

Quisiera vivir al final de la tarde
cuando solo hay silencio
y el tiempo se para.
Cuando el azul del cielo
explota en rojos y amarillos.
Cuando las nubes blancas
ennegrecen sus sombras.
Cuando los colores ocres
toman formas caprichosas.
Quisiera estar al final de tarde
cuando la vida se detiene
y al mirar al norte oscurece lentamente.
Cuando las losas tibias
calientan mis pies descalzos.
Cuando cien alondras vuelan
rápidas de un lado a otro.
Cuando llega el instante en que no sientes nada
la mente en blanco, una paz extraña.
Quisiera detener el final de la tarde
cuando vuelve la vida
y una luz gris azulada ilumina el horizonte.
Cuando aparece la brisa
refrescando mi cara.
Cuando diminutos seres salen de sus escondites
agitando nerviosos las alas.
Cuando nace la noche
y tu me llamas a casa....

Recordando el mágico y apacible momento del día,
en que el sol se esconde detrás del Canigó,
al final de una larga jornada de Junio.